Categoría: Blog

LA DISFONÍA Y LAS ALTERACIONES DE LA VOZ POR EL USO DE LA MASCARILLA

Share This:

1.      ¿Qué es la disfonía?

La disfonía, llamada también ronquera comúnmente, es una alteración anormal de la voz en cuanto al tono y timbre, que provoca pérdida en su calidad volviéndose más áspera u opaca, con fluctuaciones vocales, disminución del volumen y dificultad para alcanzar los agudos.

La afonía es la alteración máxima de la disfonía.

2.      Tipos de disfonía

DISFONÍA ORGÁNICA

Es la alteración de la voz producida por una lesión anatómica en los órganos de la fonación. Puede estar producida por inflamación, infección, artritis o artrosis, enfermedades del aparato respiratorio (asma), enfermedades endocrinológicas (hipotiroidismo, hipertiroidismo), nódulos y pólipos, tumores malignos como cáncer de laringe, alteraciones de las propias cuerdas vocales como paresias o parálisis de la/s cuerda/s y/o malformaciones congénitas.

DISFONÍA FUNCIONAL 

Es la alteración de la voz sin lesión anatómica en los órganos fonatorios. Es las más frecuentes. Según las causas que las producen podemos encontrar disfonías por abuso vocal, disfonías por mal uso vocal, fonoponis (abuso y un mal uso vocal) la cual se relaciona con la profesión del paciente (disfonías profesionales) y por último, disfonías infantiles.

DISFONÍA PSICOGÉNICA 

Se caracteriza por la alteración de la voz producida por un trastorno psicológico.

DISFONÍA TRAUMÁTICA 

Está provocada por un traumatismo externo (accidente de tráfico, agresión con objeto punzante, heridas penetrantes en la laringe…) o interno (intubación intracraneal, tubos nasogástricos permanentes…). También podemos incluir las producidas por quemaduras. La intervención logopédica en estos casos está supeditada al tratamiento médico-quirúrgico y en algunos casos no es necesaria o está contraindicada.

DISFONÍA AUDIÓGENA 

Se caracteriza por la alteración de la   voz como consecuencia de un déficit auditivo.

3.      ¿CÓMO AFECTA EL USO DE LA MASCARILLA A LA COMUNICACIÓN ORAL Y A LAS CUERDAS VOCALES? 

El uso de la mascarilla dificulta la comunicación en general y favorece el abuso y el mal uso vocal. De hecho muchos profesionales de la voz empiezan a sufrir disfonía. ¿Por qué pasa esto?

Es evidente que la mascarilla dificulta la proyección de la voz, sacando volumen, porque en vez de que la voz salga al aire, topa con la mascarilla y tiene que atravesar esta tela, haciendo que se amortice el sonido que emitimos. También altera nuestra propia percepción de la voz y nos obliga a levantarla y proyectarla.

Además con la mascarilla, el hecho de beber agua es difícil y supone un problema, puesto que tenemos que llevarla todo el rato sin quitárnosla. Por lo tanto, tendríamos que encontrar un momento para poderlo hacer, entre clase y clase, entre pacientes… es fundamental beber agua para hidratar las cuerdas vocales.

Otra desventaja del hecho de tener que llevar puesta una mascarilla, es el no poder ver los labios del interlocutor, dificultando la comunicación, puesto que no somos conscientes de que nos guiamos mucho por la lectura labial y la mímica facial, realizando una buena vocalización y potenciando la expresión facial a la hora de comunicar, siendo actualmente imposible.

4. ¿ QUÉ PUEDE PROVOCAR LA FATIGA VOCAL? ¿QUÉ FACTORES DIFICULTAN LA COMUNICACIÓN EN GENERAL?

La fatiga vocal puede provocarse cuando no se proyecta correctamente la voz, lo que supone, ejercer un mayor esfuerzo vocal si no se conocen las técnicas de proyección de la voz, dañándonos la voz con síntomas típicos que incluyen ronquera, cansancio vocal, dolores musculares y notas perdidas o rotas.

En cuanto a los factores que dificultan la comunicación, con el uso de la mascarilla pueden ser la carencia de lectura labial y de mímica facial, la articulación, la entonación, la prosodia, el ritmo, la intensidad, la proyección de la voz y la dirección del sonido. Además existen otros factores en general que perjudican la comunicación verbal como el ruido, en el caso de los docentes; la acústica en las aulas y el polvo de la tiza, condiciones no adecuadas de temperatura, humedad y ventilación, el estrés, etc. Cuando se da algunos de estos factores, nuestra  comunicación verbal se ve alterada.

5. RECOMENDACIONES Y PAUTAS DE HIGIENE VOCAL 

  • Beber abundante agua durante la jornada.
  • Evitar las bebidas muy frías o muy calientes.
  • Humidificar el ambiente, tanto en invierno como en verano.
  • Evitar el humo del tabaco, la nicotina, los picantes, los caramelos mentolados y los gases nocivos (lacas, tintes, amoniacos…). Resecan mucho la garganta.
  • No forzar la voz innecesariamente. Guardar reposo vocal después de haber esforzado mucho la voz.
  • Utilizar una bufanda o pañuelo para proteger la garganta de los cambios de temperatura.
  • Mantener una postura corporal correcta, sin tensiones en cuello y cara.
  • Mantener, en la medida de lo posible, una actitud equilibrada y relajada.

 

6. TRATAMIENTO DE LA VOZ 

Si sufre de forma frecuente pérdida de la voz o de cualquiera de sus cualidades, es conveniente acudir a un Otorrinolaringólogo para realizar un diagnóstico preciso a través de un examen exhaustivo del aparato fonatorio.

Una vez realizado el diagnóstico, el profesional encargado de rehabilitar la voz es el logopeda, interviniendo mediante la enseñanza de diversas técnicas de reeducación vocal. En ocasiones, este tratamiento debe verse acompañado del farmacológico o médico, dependiendo de las causas de la disfonía.

 

REFERENCIAS: 

Ficha de prevención: problemas de la voz en docentes. Recuperado de: https://profex.educarex.es/profex/Ficheros/RiesgosLaborales/FORMACION/Carpeta_4/FP_PROB_VOZ.PDF

https://hospitalessanroque.com/es/noticias/afonia-y-tipos-de-disfonias

SEÑALES DE ALERTA DE AUTISMO EN ATENCIÓN TEMPRANA

Share This:

¿CUÁLES SON LAS SEÑALES DE ALERTA CON SOSPECHA DE AUTISMO EN ATENCIÓN TEMPRANA DE 0 A 6 AÑOS? 

 

En esta publicación, os queremos mostrar las señales de alerta que sospechan de un posible diagnóstico de autismo. Estas señales, tienen que ser estudiadas y realizar un seguimiento para ver su continuidad en el tiempo, para descartar o detectar posibles diagnósticos relacionados con trastornos del neurodesarrollo 

Tal como hemos comentado anteriormente en otras publicaciones, es importante detectar lo antes posible estas señales de alerta, para así poder intervenir sobre ellas de manera eficaz y temprana. 

 

Señales de alerta en el TEA.  

Las señales que nos alertan sobre un posible diagnóstico de trastorno del espectro autista (TEA), pueden ser las siguientes, según cada etapa evolutiva.  

 

Antes de los 12 meses: 

  • Dirigir la mirada hacia las personas lo hacen con poca frecuencia.  
  • No se observa una anticipación cuando lo vamos a coger, tal como echarnos los brazos, o mover el cuerpo como si fuera a ser cogido.  
  • No participa en juegos interactivos simples como por ejemplo el “cucu-tras”.  
  • No se observa una sonrisa social, es decir, cuando le sonreímos el/la menor no responde con una sonrisa.  
  • No muestra nerviosismo ante los extraños alrededor de los 9 meses.  
  • Hay una falta de ansiedad de separación hacia los progenitores cerca de los 9 meses. 

  

Entre los 12 y 18 meses: 

  • Un contacto ocular caracterizado por la evitación de la mirada con el adulto.  
  • No se observa una respuesta al nombre cuando se le llama.  
  • No señala para pedir algo (lo que se conoce como gestos protoimperativos). 
  • No muestra los objetos que coge o que le llaman la atención al adulto.  
  • Se observa una respuesta inusual ante estímulos auditivos, por ejemplo, se tapa los oídos, se pone nervios@, etc.  
  • Sigue habiendo una falta de interés ante juegos que son interactivos con el adulto o su grupo de iguales, como el cucutras, etc.  
  • No mira hacia donde otros están señalando para mostrarle un objeto.  
  • Hay ausencia de imitación espontánea.  
  • Ausencia de balbuceo social/comunicativo típico como si conversara con el adulto. 

 

Entre los 18 y 24 meses: 

  • No señala con el dedo para compartir un interés (gesto protodeclarativo). 
  • Se observan dificultades para seguir la mirada del adulto.  
  • No mira hacia donde otros le indican.  
  • Hay un retraso en el desarrollo del lenguaje comprensivo y/o expresivo.  
  • Se observa una falta de juego funcional con los juguetes, donde se observan formas repetitivas de juego con objetos.  
  • No se observa un juego simbólico. 
  • Hay una falta de interés hacia otros niños de su edad o incluso a su hermanos 
  • No suele mostrar los objetos.  
  • No responde cuando se le llama. 
  • No imita ni repite gestos o acciones que otros hacen. 
  • Hay pocas expresiones para compartir el afecto positivo.  
  • Antes usaba palabras, pero se observa un retroceso en el lenguaje.   

 

Conociendo a otros padres:  

Algunas de las conductas que los padres observan y comentan de sus hijos antes de los 24 meses, se pueden resumir en las siguientes áreas: 

En la comunicación: 

  • No responden al nombre.  
  • No expresan lo que desean  
  • Hay un retraso en el lenguaje. 
  • Ha dejado de usar palabras que antes decía.  
  • No va hacia donde le señalamos.  
  • No sigue instrucciones orales. 
  •  A veces parece sordo.  
  • Unas veces parece oír y otras no. 
  • No señala con el dedo.  
  • No mueve la mano para indicar el adiós.  

 

En el área social: 

  • No sonríe cuando le sonreímos.  
  • No nos mira a los ojos.  
  • Parece preferir estar solo.  
  • Coge las cosas por si solo.  
  • Esta en su propio mundo.  
  • No cambia su comportamiento cuando nos ponemos tristes o enfadados.  
  • No se interesa por otros niños.  

 

A nivel conductual: 

  • Tiene muchas rabietas. 
  • Es muy inquieto, (hiperactivo). 
  • No coopera con las actividades cotidianas.  
  • No sabe como utilizar los juguetes.  
  • Observan un apego inusual a ciertos juguetes.  
  • Alinea o pone en fila los juguetes y objetos.  
  • Repite las cosas una y otra vez.  
  • Es sensible a ciertos sonidos y texturas.  
  • Tiene movimientos anormales.  
  • Anda de puntillas.  

 

 

A partir de los 36 meses: 

  • Hay un retraso en el lenguaje sin otros métodos alternativos de comunicación.  
  • Se observan ecolalias, lo cual se conoce como la repetición del lenguaje del adulto, dibujos, etc.  
  • Habla de sí mismo en tercera persona (ej. Un niño que se llama Alberto dice: Alberto quiere comer, cuando tiene hambre, en vez de quiero comer). 
  • Entonación anormal, por ejemplo, se puede observar que su lenguaje se parece al de unos dibujos. 
  • Sigue habiendo una pobre respuesta a su nombre.  
  • Hay dificultades en la atención compartida y un déficit en la comunicación no verbal.  
  • Ausencia o escasez de sonrisa social  
  • No pide las cosas, las consigue por sí mismo.  
  • Puede observarse una pérdida del lenguaje en niños que mostraban el mismo anteriormente.  
  • Ausencia de juego simbólico.  
  • Hay dificultades para la imitación de los demás.  
  • Falta de interés por otros o acercamientos “extraños” a otros.  
  • Escaso reconocimiento y respuesta hacia las emociones de los demás.  
  • Escala utilización de la mirada social.  
  • Rutinas y juegos repetitivos.  
  • Dificultad para cambiar ciertos patrones de conducta.  
  • Se observa un apego extraño a juguetes u objetos.  
  • Se observa hipersensibilidad a los sonidos o al tacto, no tolerando o molestándole ciertas texturas.  
  • Respuesta inusual al dolor.  
  • Estereotipias y manierismo motores.  
  • Patrones posturales peculiares, por ejemplo, andar de puntillas.  

 

 

 

INTERVENCIÓN EN ATENCIÓN TEMPRANA. 

 

Tras conocer las señales de alerta y ser detectadas por los progenitores, lo conveniente es acudir a un especialista para valorarlas estudiarlas, así como comenzar la intervención lo antes posible.  

 

¿Cómo es la intervención? 

Lo recomendable es una intervención multidisciplinar, donde haya implicación de diferentes profesionales que conozcan el desarrollo infantil. Entre estos profesionales encontramos: psicología, logopedia, fisioterapia, terapia ocupacional, neuropediatra, medico rehabilitador, medico de cabecera, etc.  

 

A continuación, se procederá a redactar los principales objetivos que se persiguen en las áreas de intervención con las que nuestro CAIT cuenta, como son psicología, logopedia y fisioterapia. 

 

 

Área de psicología.  

Desde el área de psicología, es el área donde se procede a hacer una análisis, valoración e intervención integral de las diferentes áreas del desarrollo infantil como son: a nivel cognitivo, social, emocional, conductual, etc. Además, se pretende hacer un acogimiento, así como orientación a los familiares. 

De esta forma, algunos de los objetivos generales que se pretende conseguir desde el área de psicología son los siguientes: 

  • Valorar los síntomas y las áreas prioritarias de funcionamiento.  
  • Favorecer un desarrollo social y comunicativo, a través de la enseñanza de estrategias en el menor.  
  • Enseñar competencias adaptativas, entrenando las funciones cognitivas y emocionales.  
  • Intervenir en los problemas de conducta y en los trastornos emocionales que puedan interferir en el desarrollo del menor.  
  • Prestar apoyo y dar información a las familias y profesionales implicados, tratando los problemas conforme vayan apareciendo. 
  • Acoger a la familia y trabajar las dificultades y necesidades que el menor pueda ir presentando.  
  • Trabajar las dificultades del menor a través de diferentes técnicas (según la tendencia del terapeuta). 
  • Realizar un programa de intervención aplicado y adaptado al menor, con sus gustos, dificultades e intereses, así como por lo objetivos que la familia también pretende conseguir.   

 

De manera específica, a continuación, se presentan algunos de los objetivos específicos que desde esta área se trabajan, según el área de desarrollo.  

 

A nivel conductual:  

  • Favorecer el aprendizaje de conductas nuevas y más adaptativas.  
  • Disminuir las conductas que interfieren con el aprendizaje.  
  • Trabajar posibles conductas que puedan aparecer en su desarrollo como ansiedad, frustración, etc.  
  • Enseñar y aplicar estrategias para manejar de manera eficaz rabietas.  

 

A nivel social: 

  • Fomentar la intención social comunicativa.  
  • Estimular la atención conjunta.  
  • Estimular el contacto ocular con las personas de su alrededor.  
  • Fomentar el aprendizaje de habilidades relacionadas con las emociones, tales como, estimular la sonrisa social, el aprendizaje de emociones básicas y sus expresiones, etc.  
  • Estimular la respuesta del niño para responder a su nombre cuando es llamado por los demás.  
  • Aprender habilidades sociales básicas tales como el saludar, despedirse, hacer preguntas típicas, etc.  
  • Mejorar el acercamiento y las relaciones sociales con su grupo de iguales.  

 

A nivel cognitivo:  

  • Estimular la imitación verbal y no verbal.  
  • Aprender el uso funcional de los objetos.  
  • Estimular el uso del lenguaje como medio de comunicación, así como el uso del lenguaje no verbal tal como el señalado.  
  • Estimular el juego simbólico.  
  • Aumentar el rango de vocabulario y usarlo de manera espontánea.  
  • Estimular las habilidades básicas como son la atención, la percepción y la memoria, así como complejas. 

 

Estos son algunos de los objetivos que se pretende conseguir desde esta área, pero tal como se ha comentado, los objetivos tienen que ir centrado en el menor y la familia en cuestión, adatando estos a sus intereses y gustos. Las técnicas y la intervención a realizar por el profesional, será marcada por su tendencia y método, (entre las que encontramos algunas más sonadas como El Análisis Conductual Aplicado (ABA); Programa de autismo (TEACCH); Modelo de Denver de inicio temprano (ESDM); etc.  

 

 

Área de logopedia. 

 

El logopeda, encargado de trabajar las áreas relacionadas con el lenguaje y la comunicación, trabajará en coordinación con los demás profesionales implicados en la intervención del menor. De manera general, en primer lugar, el logopeda deberá fomentar la intención comunicativa, potenciar la atención conjunta y favorecer la reciprocidad en la comunicación. Y, en segundo lugar, como objetivos específicos deberá ampliar el repertorio de funciones comunicativas y sofisticar los medios para expresar cada una de esas funciones 

De manera especifica, algunos de los objetivos que se trabajan desde esta área son: 

  • En el plano de la comunicación: 
  • Mejora las relaciones sociales y el entorno 
  • Crea sistemas de comunicación alternativos 
  • Mejora la autonomía personal 
  • Facilita el intercambio de ideas 
  • En el lenguaje oral: 
  • Mejora la comprensión de las situaciones 
  • Mejora la expresión y gestión de la información 
  • Aumenta el vocabulario 
  • Mejora la articulación y la prosodia 
  • En el lenguaje escrito: 
  • Mejora las habilidades para el aprendizaje 
  • Aumenta la funcionalidad y la autonomía 
  • Asesoramiento a las familias durante el proceso de aprendizaje 
  • Coordinación con otros profesionalespsicólogos, psicopedagogos, maestros… 

 

 

 

Área de fisioterapia.  

 

Desde el área de fisioterapia, intervendremos cuando los trastornos motores dificulten el desarrollo y la ejecución de las actividades de la vida diaria del menor.  

Los niños con TEA en muchas ocasiones suelen presentar trastornos motores como los retrasos en la motricidad gruesa o en el uso eficaz de las manos; haciendo alusión a la motricidad fina, carencia de coordinación y equilibrio, dificultades para mantener la postura, disminución de la coordinación óculo-manual, hipotonía (51%), dispraxia (34%) y marcha de puntillas en la mayoría de los casos. Estos trastornos traen como consecuencia una serie de alteraciones estructurales: como mayor flexibilidad en las articulaciones metacarpofalángicas y muñecas; escoliosis, debido a la hipotonía; acortamiento del tríceps sural debido a la marcha en puntillas. 

 

Es por todo esto, que desde el área de fisioterapia se pretende conseguir los siguientes objetivos principales:  

  • Realizar una labor en conjunto con las familias y las escuelas, aumentando la conciencia sobre el TEA, a fin de que el niño mejore en el cumplimiento de sus rutinas diarias,  
  • Adquisición de nuevas habilidades motoras,  
  • Desarrollo de una mejor coordinación y postura,  
  • Aumentar el estado físico y la resistencia,  
  • Mejorar sus habilidades de juego e imitación motora,  
  • Favorecer la participación en ámbitos sociales y escolares 

 

De manera general, en estas terapias se emplea la actividad física como agente fundamental; ya que los fisioterapeutas están capacitados para optimizar el desarrollo motor, abordando las habilidades y el estado físico mediante la prescripción de actividad física. Esta produce beneficios en el ámbito físico, psicosocial y cognitivo, facilitando además la creación de rutinas y reduciendo el estrés y la ansiedad mediante un incremento de la autonomía personal. 

 

 

Es completamente normal que el enfrentamiento ante la realidad de un hijo que va a tener un desarrollo y unas necesidades diferentes a las esperadas ocasione un conflicto con las expectativas establecidas sobre él y arroje una gran preocupación sobre su futuro. Desde nuestra asociación, Montilla Bono, ponemos a vuestra entera disposición a nuestras profesionales para poder realizar una valoración inicial y así poder comenzar el mejor tratamiento para los niños con signos de alerta de TEA.  Nuestras profesionales valorarán al niño y a su entorno y podrán darle el tratamiento individualizado más eficaz, así como pautas de trabajo para realizar en casa.  

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA. 

 

Carrascón, C., Sanitario, P., Técnico, E., Aragón, A. (2016). Señales de alerta de los trastornos del espectro autista. Madrid: Lúa Ediciones, 3, 95-8. 

 

Yunta, J. A. M., Palau, M., Salvadó, B., & Valls, A. (2006). Autismo: identificación e intervención temprana.Acta Neurol Colomb,22(2), 97-105. 

 

Sánchez-Ventura, J. G., Mariscal, M. M., Manrique, M. V., Cabrera, P. T., y PrevInfad, G. (2011). Señales de alerta de los trastornos del desarrollo y del espectro autista. 

 

Sánchez-Raya, M. A., Martínez-Gual, E., Elvira, J. A. M., Salas, B. L., & Cívico, F. A. (2015). La atención temprana en los trastornos del espectro autista (TEA).Psicología educativa,21(1), 55-63. 

 

 

https://efisiopediatric.com/ 

 

https://autismomadrid.es/ 

 

https://www.infosalus.com/ 

 

https://www.stanfordchildrens.org/ 

 

 

 

¿QUÉ SON LOS SISTEMAS AUMENTATIVOS Y ALTERNATIVOS DE COMUNICACIÓN (SAAC)?

Share This:

1. ¿QUÉ SON LOS SAAC?

Los Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (SAAC) son formas de expresión distintas al lenguaje hablado, que tienen como objetivo aumentar (aumentativos) y/o compensar (alternativos) las dificultades de comunicación y lenguaje de muchas personas con discapacidad.

2. ¿QUÉ USUARIOS SON SUSCEPTIBLES DE UTILIZAR SAAC?
  • Personas que no tienen lenguaje oral pero que tienen intención comunicativa, su proceso comunicativo no está alterado, tan sólo necesitan de una herramienta válida para materializarlo.
  • Otra parte de la población son usuarios que tienen lenguaje oral, pero sin embargo no han comprendido su sentido comunicativo en cuyo caso es necesario trabajar las diferentes funciones comunicativas para que la persona descubra el sentido comunicativo del lenguaje.
  • Personas que tienen dificultad para el lenguaje oral a la vez que presentan dificultades para la comunicación.
  • Personas que tienen lenguaje oral aunque poco funcional y tienen desarrollado el sentido comunicativo. En este caso, les puede igualmente beneficiar la implantación de un SAAC puesto que les va a ayudar a mejorar sus producciones lingüísticas.
3. ¿QUÉ TIPOS DE SAAC EXISTEN?
SAAC sin ayuda


  • Lengua de Signos Española (LSE)

Constituye un verdadero lenguaje con gramática y sintaxis propia. Permite expresar a través de gestos predeterminados objetos, acciones y conceptos abstractos. Cada signo se define en función de: el lugar de articulación donde se realiza el signo, la posición de las manos. El movimiento de éstas, la orientación de la palma de la mano y la expresión facial o corporal que lo acompaña.

La utilizan personas sordas en general, sin un acceso aceptable al lenguaje oral.

 

  • Sistema dactilológico

Es la representación signada, mediante las manos, de cada una de las letras del alfabeto. Complementa a la lengua oral o lenguaje de signos.

Sus usuarios son los mismos que los de LSE.

 

  • Palabra Complementada

La conforman la lectura labio-facial y los movimientos manuales. Ambos se complementan para lograr la percepción del habla a través de la vista.

Lo utilizan niños de muy corta edad con discapacidad auditiva profunda e incluso implantados.

 

  • Bimodal

Consiste en el empleo simultáneo de habla y signos. Se utiliza el lenguaje oral pero signando las palabras de acuerdo al orden en que se producen.

Es empleado por personas con deficiencia auditiva y personas con dificultades en la producción oral.

 

  • Sistema de comunicación total – habla signada

Comprende los sistemas de habla signada y comunicación simultánea, lo que significa que las personas del entorno del usuario van a utilizar el código oral y el signado paralelamente para estimular la aparición y el desarrollo del lenguaje.

Es utilizado por personas con dificultades de acceso a la comunicación oral.

 

  • Vocabulario Makaton

Se trata de un vocabulario de 350 conceptos y sus signos, seleccionados según necesidades básicas de comunicación. Su aprendizaje se secuencia progresivamente en función de la complejidad de los conceptos.

Lo utilizan personas sordas y con trastornos del desarrollo.

SAAC con ayuda
  • Sistema de comunicación por intercambio de figuras/imágenes (PECS)

Su uso proporciona al usuario u sistema con el que puede comunicarse espontáneamente, de manera eficaz y funcional mediante el intercambio de representaciones simbólicas (tarjetas con dibujos, pictogramas, fotos de objetos…) basadas en actividades, deseos e intereses motivadores para la persona.

Es muy utilizado por personas con autismo.

 

  • Sistema SPC (PICTURE COMMUNICATION SYMBOLS)

Sistema basado en pictogramas que simbolizan la realidad. Se complementa con ideogramas, el alfabeto y los números. Al carecer de sintaxis, la construcción de las frases es sencilla.

Este sistema lo utilizan personas con alteraciones en la audición.

 

  • Sistema PIC (PICTOGRAM IDEOGRAM COMMUNICATION)

Este sistema combina símbolos pictográficos e ideográficos. Consiste en dibujos blancos sobre fondo negro; la glosa aparece escrita en blanco. Se basa en la combinación de símbolos pictográficos e ideográficos.

Lo utilizan especialmente las personas con discapacidad visual y alteraciones graves en la comunicación oral.

 

  • Sistema BLISS

Gráficamente, el sistema se compone de: formas geométricas básicas y sus segmentos, formas adicionales y algunos símbolos internacionales. Respecto a la sintaxis, posee una propia. Con un pequeño conjunto de símbolos se pueden expresar infinidad de ideas.

Dicho sistema lo utilizan mucho las personas con dificultades para comunicarse sobre todo los afectados de parálisis cerebral.

 

  • Sistema Minspeak

Este sistema se basa en la compactación semántica: utilización de iconos o pictogramas, cuyo significado varía en función de la secuenciación dada. Es necesario que la persona que vaya a utilizar dicho sistema tenga un grado aceptable de capacidad intelectual, así como  de simbolización y memoria.

 

  • Sistema PICSYM (PICTURE SYMBOLS)

El sistema considera un desarrollo progresivo con objeto de armonizar la madurez visual con la madurez conceptual del lenguaje. Se establece más de un símbolo para cada significado, incrementándose en ellos el nivel de abstracción. Se pueden beneficiar del sistema, personas con problemas de aprendizaje, disartria o apraxia; personas afásicas y sujetos con retraso mental.

 

  • Sistema CAR (Comunicación aumentativa en la red)

Este método combina símbolos pictográficos, ideográficos, numéricos y alfabéticos para representar el mundo real. Es empleado en personas con parálisis cerebral sin habla inteligible; personas con dificultades en la lectoescritura, sujetos con desorden estructural; afasia, autismo o retraso mental.

4. VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LOS SAC

 

VENTAJAS
DESVENTAJAS
Contribuyen a desarrollar estrategias de comunicación y a mejorar el lenguaje oral Cuando el paciente puede comunicarse hablando, es la que debe usarse
Regulan la conducta global del sujeto mejorando las relaciones sociales Se reduce el círculo de interlocutores
Reducen la ansiedad Unidireccionalidad comunicativa
Contribuyen a mejorar la interacción comunicativa En falta de dominio de un SAC complejo, disminuye la complejidad semántica- comunicativa de los enunciados
Adaptados a las nuevas tecnologías de la información y comunicación La mayoría de los SAC son muy lentos
Menos exigencias motrices y control de movimientos que el habla Pueden llegar a consolidar estilos comunicativos inadecuados
Favorece la formación de conceptos Si el SCA es muy eficaz suele ir en detrimento de la comunicación oral
5. ¿CÓMO PODEMOS FOMENTAR EL ÉXITO DE LA INTERVENCIÓN CON SAAC?

Lo verdaderamente importante es el proceso de educación, habilitación y asesoramiento que debe acompañar los sistemas y productos de apoyo para la CAA.

El proceso de intervención debe empezar por una evaluación de las capacidades, habilidades, necesidades y deseos de la persona, así como de las características, apoyos, demandas y restricciones de su entorno, con el fin de definir los componentes que va a tener el sistema o sistemas que vayan a resultar más adecuados. Este proceso de evaluación no ha de ser puntual sino continuado a lo largo de la vida.

La habilitación y la enseñanza deben dirigirse tanto a la persona como a su entorno, incluyendo todos los contextos en los que participa o desea participar, así como todas las personas significativas de estos contextos, incluyendo profesionales y, sobre todo, familiares, compañeros y amigos. Esta enseñanza debe llevarse a cabo en entornos educativos y terapéuticos pero también en entornos naturales.

Para fomentar el éxito de la intervención con SAAC lo más importante es conseguir que la persona con discapacidad de habla tenga cosas interesantes para comunicar a los demás, sepa cómo hacerlo y cuente con interlocutores que quieran escucharle y sepan entenderle. Este objetivo no debe dejarse en manos del azar sino que se debe conseguir a través del esfuerzo y el acierto de profesionales competentes, apoyados por una sociedad cada vez más concienciada y libre de prejuicios.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

 

ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Share This:

ESCLEROSIS MÚLTIPLE

 

Hoy os queremos hablar sobre una enfermedad neurodegenerativa como es la Esclerosis Múltiple, y es que el pasado 18 de Diciembre fue el día Nacional de personas que padecen esta enfermedad, por lo que os queremos enseñar de manera general que es esta enfermedad, cuales son sus síntomas y el tratamiento o intervención de los mismos.

 

¿Qué es la Esclerosis Múltiple (EM)?

 

  • Es una enfermedad neurodegenerativa progresiva y crónica, de origen desconocido, que afecta a los adultos jóvenes (la edad media de aparición del primer síntoma son los 29 años), en la mayoría de los casos suele diagnosticarse entre los 20 a los 40 años. De forma gradual, puede ser causa de discapacidad física y mental, y su evolución puede ser dada de distintas formas.

 

¿Qué ocurre en la Esclerosis Múltiple?

  • En la EM la capa, conocida con el nombre de mielina, que rodea y aísla los nervios del cerebro y de la médula espinal se ve afectada, impidiendo el funcionamiento normal de esas fibras nerviosas, por lo que el sistema inmune en los pacientes de EM adopta un comportamiento diferente.

 

¿Cuáles son los síntomas?

 

Se puede decir que la esclerosis múltiple tiene una gran variedad de síntomas, lo que dificulta el diagnóstico de la enfermedad. Cada persona puede tener síntomas diferentes que variarán en función del tipo de esclerosis múltiple que tenga y de las lesiones que le haya provocado la enfermedad. Estas lesiones pueden producirse en cualquier parte del sistema nervioso central, lo que provoca que sus manifestaciones también puedan ser múltiples. Algunos de los síntomas son los siguientes:

 

Síntomas psicológicos y neuropsicológicos:

  • Alteraciones cognitivas: a nivel neuropsicológico se ha demostrado que las alteraciones cognitivas son uno de los principales síntomas de la EM, por lo que el perfil neuropsicológico es de gran relevancia para el diagnóstico como para la rehabilitación. Entre las funciones cognitivas que se encuentran alteradas, encontramos: las funciones cognitivas, la velocidad de procesamiento, la memoria las habilidades visoespaciales, los procesos atencionales, así como la memoria y el aprendizaje, según indican los resultados del estudio de Arango-Lasprilla., DeLuca, y Chiaravalloti, (2014).
  • Fatiga: es el síntoma más común de la esclerosis múltiple y, en muchos casos, se convierte en uno de los peores, ya que puede llegar a repercutir enormemente en la calidad de vida de las personas. Como en otros síntomas, muchas veces es difícil distinguir la fatiga que se deriva de la esclerosis múltiple, ya que también puede ser causada por otros factores. Aún no se conoce la causa exacta del cansancio como síntoma de la enfermedad, pero se puede combatir y superar de diferentes formas, con el objetivo de que no repercuta negativamente en la vida diaria.
  • Tristeza: Muchas personas con EM, sobre todo en las etapas iniciales, sienten tristeza por el repentino cambio en sus vidas, por verse limitadas en algunos aspectos o por la incertidumbre hacia las perspectivas de futuro. Esta suele ser tratada con la ayuda de un psicólogo y con grupos de trabajo.
  • Depresión: la tristeza, si no se trata o si se alarga en el tiempo, puede desencadenar en depresión. En estos casos es necesaria la ayuda de un profesional. En la mayoría de casos no supone un trastorno permanente.

 

 

 

 

 

Síntomas fisiológicos:

  • Trastornos de visión: Los efectos de la EM sobre el sistema nervioso central pueden acabar generando trastornos en la visión en algunas personas. Los principales problemas visuales se deben a daños en el nervio óptico o en los músculos oculares: neuritis óptica, visión doble o movimientos oculares involuntarios.
  • Problemas de equilibrio: Los problemas de equilibrio se generan cuando se produce una interrupción en la comunicación neuronal impidiendo una correcta transmisión de información al cerebro. Pero el desequilibrio también puede ser debido a la espasticidad, a problemas visuales o la fatiga.
  • Falta de sensibilidad al tacto: estos síntomas sensitivos son frecuentes, pueden afectar a cualquier localización y pueden presentarse de diferentes formas, una de ellas es la falta de sensibilidad al tacto y/o dolor.
  • Hormigueo: se encuentra dentro de los síntomas sensitivos, siendo una de las formas en las que se presenta siendo el “hormigueo” o el “cosquilleo”.
  • Pérdida de destreza muscular: en algunos casos, la persona con EM puede notar una disminución de destreza muscular, relacionada con la espasticidad, o con la fuerza o el hormigueo. Hay ejercicios que se pueden realizar con el fin de mejorar la debilidad muscular.
  • Adormecimiento de las extremidades: El adormecimiento de diferentes zonas del cuerpo, o parestesia, a menudo afecta a las extremidades. Consiste en una sensación anormal de pérdida de la sensibilidad de la piel que provoca ardor, hormigueo, adormecimiento o picor.
  • Dolor: Uno de los síntomas de la esclerosis múltiple que más puede afectar la calidad de vida es el dolor. Casi dos tercios de las personas con EM sufren al menos un episodio de dolor a lo largo de la enfermedad. Se trata de un síntoma complejo y que puede manifestarse de diversas maneras. El tratamiento mediante fármacos y un abordaje multidisciplinar pueden ayudar a la mayoría de pacientes.
  • Dificultad para caminar: según el grado y el tipo de EM, la capacidad para caminar puede verse afectada en mayor o menor medida. Esto se debe a la desmielinización que produce la enfermedad.

 

 

¿Cuál es el tratamiento de la EM?

  • El tratamiento tiene que ser transdisciplinar, es decir, los síntomas de la EM tienen que ser trabajado con un equipo de trabajo de diferentes disciplinas. Entre los integrantes del equipo multidisciplinar encontramos: fisioterapeutas, psicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales, médicos, médicos especialistas, neurólogos, etc.

 

A continuación, se va a dar detalle sobre el tratamiento multidisciplinar con el que cuenta nuestra asociación, como es fisioterapia, neuropsicología y logopedia.

 

Fisioterapia en la Esclerosis Múltiple.

 

Con respecto a la intervención fisioterapéutica, se distinguen 4 fases en función de la movilidad que presenta el paciente y que hay que a tener en cuenta para una intervención eficaz según la fase:

  • Fase 1: Independencia total, la actividad profesional está permitida.
  • Fase 2: Fase de semi-independencia; Signos neurológicos: Parálisis, trastornos del tono, incoordinación pérdida del equilibrio.
  • Fase 3: donde las personas que padecen EM, muestran déficits importantes a nivel motor, mostrando una marcha imposible e independencia en el sillón.
  • Fase 4: en esta fase, el paciente yace en la cama, con trastornos neurológicos además de los motores (oculares, fonación, deglución, esfínteres), tróficos (escaras, descalcificación, retracciones), ortopédicos, circulatorios (edema, riesgo de flebitis) y psíquicos; el desenlace fatal sobreviene casi siempre por complicaciones infecciosas, renales o pulmonares.

 

Los objetivos de fisioterapia en el tratamiento son:
1- Reeducar y mantener todo el control voluntario disponible.

2- Reeducar y mantener los mecanismos posturales normales.

3- Mantener la amplitud completa del movimiento de todas las articulaciones y tejidos blandos, y enseñar al paciente y/o a sus familiares, procedimientos de estiramiento adecuados para prevenir contracturas.

4- Incorporar técnicas de tratamiento en la forma de vida relacionándolas con actividades diarias adecuadas, suministrando de este modo una forma para mantener toda mejoría que se obtenga.

5- Ofrecer consejo acerca de la utilización sensata de la energía.

6- Evitar el uso de movimientos anormales, que es en sí mismo ineficiente y cansador y que puede inhibir la función.

7- Inhibir cualquier tono anormal

8- Estimular toda experiencia sensitiva y perceptual y mantener la experiencia del movimiento normal a lo largo del curso de la enfermedad, no solamente para explotar el potencial sino para capacitar al paciente para que se sienta mas seguro y se mueva mas libremente al ser requerida la asistencia de familiares o ayudantes en los estadios posteriores de la enfermedad.

De manera más específica, el tratamiento fisioterápico consiste en:

  • En los primeros estadios:
    • Mantener las amplitudes articulares, lucha contra las retracciones y la espasticidad.
    • Evitar la atrofia muscular y desarrollar las suplencias musculares
    • Mantener la troficidad de los tejidos.
    • Hacer caminar el mayor tiempo posible.
    • Facilitar después la autonomía y la vida confortable en la silla de ruedas.
    • Cuidar el mantenimiento de las grandes funciones vitales, especialmente en el paciente encamado.
  • En estadios más tardíos:
    • El paciente debe estar en reposo y la fisioterapia se limitará a movilizaciones pasivas durante dos a tres semanas. Algunas de las consideraciones a tener en cuenta son:
      • La intervención es individualizada en función de la lesión de cada paciente, deberá tener en cuenta la extrema fatigabilidad de estos pacientes, en quienes, debido a las lesiones en las bandas de mielina, la conducción nerviosa no se realiza normalmente. Sin embargo, el ejercicio bien dosificado, entrecortado por periodos de reposo frecuentes, no producirá fatiga nociva ni tendrá ninguna influencia nefasta sobre la enfermedad.
      • Es conveniente realizar el tratamiento al principio o al final de día y en locales frescos y bien aireados, debido a que el paciente afectado de esclerosis en placas le costará soportar el calor, que exacerba los síntomas y aumenta la fatiga.

Psicología en la Esclerosis Múltiple:

Al tratarse de una enfermedad de carácter imprevisible, eso produce una tensión nerviosa

muy difícil de superar para la mayoría de personas, las cuales sus «“objetivos” de vida se ven deteriorados o cambiados. El enfermo se entera de que esta enfermedad puede permanecer benigna, empeorar o mejorar, pero no sabe qué se puede hacer, si es que se puede hacer algo para prevenir, el no tener más recaídas, etc.

Todos estos cambios y pérdidas, así como la consiguiente incertidumbre o inseguridad que conlleva, provocan la aparición de diversos trastornos psicológicos, como reacción a la E.M. Los más frecuentes son la depresión y/o la ansiedad.

Aun así, los enfermos que experimentan modos de afrontamiento «normales», padecen elevados niveles de ansiedad y depresión en momentos de crisis (empeoramiento de la enfermedad), que disminuirán a niveles normales, dependiendo de las posibles nuevas secuelas o de su remisión.

 

Por otro lado, como se ha comentado anteriormente, es importante la intervención neuropsicológica de las secuelas y las dificultades que se observan en las diferentes funciones cognitivas.

 

Intervención Psicológica en la EM

 

La intervención psicológica, por lo tanto, trabajará tanto con los pacientes con EM como con los familiares. Entre los objetivos, podemos encontrar los siguientes:

  • Psicoeducación, donde a los pacientes y familiares se les explique la enfermedad y sus características, la intervención psicológica según el caso, pautas a seguir en casa, etc.
  • Tratamiento psicológico, donde se trabajarán tanto los trastornos psicológicos y problemas emocionales asociados a la enfermedad como a los síntomas que aparezcan en el curso de esta.
  • Intervención neuropsicológica, donde se trabajan las secuelas de los procesos cognitivos alterados.
  • Acompañamiento y apoyo a familiares.
  • Grupos de apoyo, con lo que se pretende crear un grupo de apoyo entre pacientes que padecen la enfermedad.

 

En definitiva, el objetivo que perseguimos es que puedan seguir manejando sus vidas y aprendan a gestionar las emociones y sentimientos de una forma más eficaz, además de adaptarse y aceptar la nueva situación para seguir planteándose objetivos más adaptados a esta nueva situación afrontando las situaciones y buscando soluciones alternativas a los problemas que se les seguirán planteando en el futuro.

 

Logopedia en la Esclerosis Múltiple

 

El campo de actuación de esta disciplina sanitaria es la prevención, detección, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación, el lenguaje, el habla, la deglución, la voz y la audición.

 

Tipos de intervención:

 

  • Valoración y tratamiento de la articulación, la voz, el lenguaje y la deglución.
  • Asesoramiento a usuarios y su entorno (familia o cuidadores) sobre adaptaciones en la consistencia y volumen de la dieta.
  • Información sobre pautas para prevenir atragantamientos y recomendaciones sobre cuidados de la voz.

 

Objetivos:

 

El objetivo de la terapia en logopedia es mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por esclerosis múltiple. Para ello se lleva a cabo la exploración y rehabilitación ante síntomas como alteraciones respiratorias, parálisis faciales, disartria y disprosodia, disfagia, trastornos neurolingüisticos, disfonías, y trastornos de la lecto-escritura.

 

En base a ello, se establecen los siguientes objetivos específicos:

  • Aumentar la capacidad de respiración y coordinación fonorespiratoria.
  • Mejorar el ritmo y la inteligibilidad del discurso.
  • Trabajar en la articulación del sonido a través del control de la pronunciación.
  • Tratar la voz para evitar que suene más ronca o áspera o que pueda provocar cierta fatiga.
  • Asesorar, informar a familiares y cuidadores sobre la preparación de alimentos.
  • Tratar los trastornos de la deglución adaptando la dieta, trabajando la musculatura y aconsejando sobre la postura adecuada para tragar.

 

 

 

CONCLUSIÓN

 

La E.M. es una enfermedad que presenta muchas complicaciones para la persona, repercusiones tanto físicas, como psicológicas y sociales, siendo estas dos últimas las que en determinadas ocasiones más pueden alterar el equilibrio psico-emocional del paciente. Por consiguiente, nuestra labor desde Montilla Bono será tratar al paciente intentando que realice, de la mejor forma posible, sus actividades de la vida diaria, actividades profesionales que puedan adaptarse a su situación y sus actividades de ocio.

No debemos de olvidar, que son pacientes que necesitan mucho apoyo, comprensión, ánimo y ayuda, para superar los síntomas que le ocasiona esta enfermedad, de proporcionarles estas ayudas se encargarán, especialmente, sus familiares, amigos y compañeros de trabajo, y por supuesto nosotros.

Realmente en la E.M. no existe, actualmente, ninguna actuación médica ni rehabilitadora contra la misma, hay que hacerle entender al paciente que tiene que vivir con ciertas limitaciones, pero que debe adaptarse física y psicológicamente a ellas. Los tratamientos por los que tiene que pasar, logopédicos, fisioterápicos, médicos, psicológicos, de terapia ocupacional… no van a devolver a la persona a su situación anterior, pero si intentarán aliviar los síntomas, retrasar o evitar que avance la enfermedad, y tratar que su calidad de vida sea lo más aceptable posible. A su vez, también habrá que adaptar a la familia a esta nueva situación y hacerles comprender el gran papel que van a desempeñar en el tratamiento de la persona.

 

 

 

Bibliografía.

 

Arango-Lasprilla, J. C., DeLuca, J., y Chiaravalloti, N. (2014). El perfil neuropsicológico en la esclerosis múltiple.

 

Recuperado en: https://www.fem.es/

Recuperado en https://rochepacientes.es/

Recuperado en https://www.efisioterapia.net/

Recuperado en http://www.infocop.es/

Recuperado en https://www.femmadrid.org/

 

DISFAGIA

Share This:

El pasado sábado 12 de diciembre, se celebró el Día Mundial de la Disfagia, por lo que hoy nuestro blog lo destinamos a hablar sobre la Disfagia.

¿Qué es la disfagia?

La disfagia se trata de la dificultad en la deglución, es decir, a la hora de tragar. Dicho problema puede deberse a alteración en diferentes estructuras del aparato digestivo, desde la cavidad oral al esófago.

Puede ocurrir a cualquier edad, pero es más frecuente en adultos mayores. Las causas de los problemas para tragar varían, y el tratamiento depende de la causa.

Síntomas

Los signos y síntomas más frecuentes asociados con la disfagia son:

  • Dolor al tragar (odinofagia)
  • Imposibilidad de tragar
  • Retención de restos de alimento en la cavidad oral
  • Sensación de que los alimentos se atascan en la garganta o en el pecho
  • Babeo
  • Voz ronca
  • Regreso de los alimentos a la boca (regurgitación)
  • Acidez estomacal frecuente
  • Adelgazamiento repentino
  • Tos o arcadas al tragar
  • Tener que cortar los alimentos en trozos más pequeños o evitar determinados alimentos debido a los problemas para tragar

Tipos de disfagia

En cuanto a los tipos de disfagia, existen dos según donde encontremos la dificultad para tragar:

  1. La disfagia orofaríngea es la que se origina en la zona de la faringe, dificultando el paso de alimentos sólidos y líquidos desde el primer momento del proceso deglutorio. Los casos graves podrían sufrir de constante aspiración con lo que los alimentos pasarían hacia la tráquea, pudiendo dar lugar a atragantamiento.
  2. El segundo tipo es la disfagia esofágica. En este caso, el proceso deglutorio logra llevar los alimentos sólidos y líquidos más allá de la faringe, pero las dificultades aparecen mientras estos bajan por el esófago. En casos graves, puede haber vómito constante que imposibilite completamente la nutrición.

Causas

En el caso de la disfagia orofaringea, normalmente se manejan las siguientes causas:

  • Divertículo faríngeo, en este caso se forma una bolsa sobre el esófago, recogiendo partículas de alimentos sólidos que a corto plazo empiezan a crear dificultades para tragar, incluyendo además ataques de tos, mal aliento y regurgitación de alimentos.
  • Condiciones neurológicas de múltiples tipos, desde la enfermedad de Parkinson y esclerosis múltiple a derrames cerebrales y lesiones.
  • Cáncer y tumores en la zona de la faringe.
  • La radioterapia para tratar tumores, tratamiento que podría inflamar los tejidos de la zona.

En cuanto a la disfagia esofágica, las causas suelen ser mucho más variadas que en el caso anterior. Estas incluyen:

  • Hernia diafragmática, también conocida como hernia de hiato o hiatal.
  • Diferentes condiciones que afectan directamente o tienen relación con el esófago, tales como la acalasia, espasmos esofágicos, reflujo gastroesofágico, estenosis, esofagitis eosinofílica y esclerodermia.
  • Función inadecuada del anillo esofágico.
  • Cáncer y tumores en la zona del estómago y esófago.
  • La radioterapia para tratar tumores, siendo un tratamiento que puede causar la inflamación, cicatrización y estenosis del esófago.

Diagnóstico de la disfagia

Detrás de una disfagia, existe una gran variedad de causas por lo que el especialista tendrá que llevar a cabo un trabajo minucioso para diagnosticar el problema.

Primeramente, el otorrino recopilará información sobre cuándo y cómo sucede esa dificultad para tragar, así como cuáles son los alimentos que más problemas causan al paciente. Después observará la boca y la faringe mientras el paciente mastica y traga.

Si es preciso el otorrino llevará a cabo una exploración instrumental más precisa para realizar el diagnóstico como son los rayos X, la endoscopia y la manometría. Durante los rayos X, el paciente debe ingerir una solución inofensiva de bario, que permitirá ver el movimiento de los fluidos dentro de la faringe y esófago, así como las posibles obstrucciones.

Tratamiento

El tratamiento de la disfagia depende del tipo o de la causa del trastorno de deglución.

Disfagia Orofaríngea

Si se presenta disfagia orofaríngea, el médico puede derivar al paciente a un logopeda si el paciente se encuentra en situación médica adecuada para ser valorado. El logopeda, llevará a cabo una exploración clínica de la deglución, que constará de los siguientes apartados:

  1. Anamnesis mediante la recogida de datos de la historia clínica: diagnóstico de ingreso, estado respiratorio, valoración nutricional, tipo de alimentación e hidratación actual, estado cognitivo, funcionalidad, higiene oral y cualquier otra alteración que pudiera ser relevante.
  2. Valoración anatómica-funcional de las estructuras implicadas en la deglución.
  3. Exploración de la alimentación: de la deglución con el método de exploración clínica volumen-viscosidad o MECV-V (Clavé y Arreola, 2006; Clavé, Arreola, Romea, Medina, Palomera, y Serra-Prat, 2008), de la masticación y de la forma de administrar el alimento. En esta misma primera visita del logopeda al domicilio, y después de la evaluación logopédica, se llevará a cabo la intervención ante la disfagia mediante la aplicación de estrategias compensatorias (Bascuñana y Gálvez, 2003), como son la modificación del tipo de dieta (normal, fácil masticación, triturada), de la viscosidad (con la utilización de espesantes) y del volumen de los líquidos, la aplicación de cambios posturales, técnicas de incremento sensorial y la explicación a los familiares y/o los cuidadores de las pautas correctas de administración del alimento (que se darán por escrito para facilitar su revisión) y de higiene oral tras las comidas. De esta forma, en una sola sesión conseguiremos una deglución segura y eficaz. En los casos en que las características del paciente lo permitan, también podremos aplicar estrategias terapéuticas de intervención, como utilizar maniobras deglutorias o ejercicios neuromusculares. Dichos ejercicios o técnicas pueden consistir en:
    • Ejercicios de aprendizaje. Dichos ejercicios pueden ayudar a coordinar los músculos que se utilizan para tragar o volver a estimular los nervios que provocan el reflejo de la deglución.
    • Aprender técnicas de deglución. Se puede  enseñar distintas formas para colocar los alimentos en la boca o de posicionar el cuerpo y la cabeza para que sea más fácil tragar. Si la disfagia se debe a problemas neurológicos, como la enfermedad de Alzheimer o la enfermedad de Parkinson, se pueden mostrar ejercicios y nuevas técnicas para tragar a fin de ayudar a contrarrestarla.

Disfagia Esofágica 

Los enfoques de tratamiento para la disfagia esofágica pueden incluir:

  • Dilatación esofágica. Para un esfínter esofágico apretado (acalasia) o una estenosis esofágica, el médico puede usar un endoscopio con un globo especial conectado para estirar y expandir suavemente el ancho del esófago, o introducir uno o más tubos flexibles para estirar el esófago (dilatación).
  • Cirugía. Para un tumor esofágico, acalasia o divertículo faringoesofágico, es posible que se necesite cirugía para despejar la vía esofágica.
  • La dificultad para tragar asociada con la enfermedad por reflujo gastroesofágico puede ser tratada con medicamentos orales recetados para reducir el ácido estomacal.

Disfagia Grave 

Si la dificultad para tragar impide comer y beber adecuadamente, el médico puede recomendar:

  • Una dieta líquida especial. Esto puede ayudar a mantener un peso saludable y evitar la deshidratación.
  • Una sonda de alimentación. En casos graves de disfagia, es posible que se necesite una sonda de alimentación para evitar la parte del mecanismo de deglución que no funciona normalmente.
  • Cirugía. Se puede recomendar la cirugía para aliviar los problemas de deglución causados por el estrechamiento u obstrucción de la garganta, incluidas las excrecencias óseas, la parálisis de las cuerdas vocales, el divertículo faringoesofágico, la enfermedad del reflujo gastroesofágico y la acalasia, o para tratar el cáncer esofágico. La terapia del habla y la deglución generalmente es útil después de la cirugía.

El tipo de tratamiento quirúrgico depende de la causa de la disfagia. Algunos ejemplos son:

  • Miotomía laparoscópica de Heller, que se utiliza para cortar el músculo en el extremo inferior del esófago (esfínter) cuando no logra abrir y liberar alimentos en el estómago en personas que tienen acalasia.
  • Miotomía peroro-endoscópica. El cirujano utiliza un endoscopio insertado a través de la boca y de la garganta para crear una incisión en el revestimiento interior del esófago. Luego, como en una miotomía de Heller, el cirujano corta el músculo en el extremo inferior del esfínter esofágico inferior.
  • Dilatación esofágica. El médico inserta un tubo iluminado (endoscopio) en el esófago e infla un balón adherido para estirar y expandir suavemente su ancho (dilatación). Este tratamiento se utiliza para un músculo del esfínter tenso en el extremo del esófago (acalasia), una constricción del esófago (estenosis esofágica), un anillo anormal de tejido localizado en la unión del esófago y el estómago (anillo de Schatzki) o un trastorno de la motilidad. Como alternativa, tu médico puede pasar un tubo o tubos flexibles de diferentes diámetros en lugar de un balón.
  • Colocación de estent. El médico también puede insertar un tubo de metal o plástico (estent) para mantener abierto un estrechamiento u obstrucción en el esófago. Algunos estents son permanentes, como los de las personas con cáncer de esófago, mientras que otros son temporales y se extraen más tarde.

Recomendaciones para pacientes con disfagia

Si tienes problemas para tragar, asegúrate de consultar con un médico y seguir sus consejos. Algunas recomendaciones pueden ser:

  1. Masticar bien los alimentos.
  2. Cuidar la higiene bucal, para evitar las infecciones y utilizar un dentífrico suave
  3. Comer en un entorno agradable y tranquilo sin prisas.
  4. Mantener una correcta posición: sentados, sin cruzar los pies que deberán estar apoyados en el suelo, con la espalda hacia delante.
  5. Poner pocas cantidades de comida en la boca y vigilar el trago.
  6. Cuando estemos seguros que no está tragando y no tiene nada en la boca hacerlo hablar para distinguir la claridad de la voz que nos indicará que no hay comida retenida en el vestíbulo laríngeo.
  7. Las comidas más abundantes las hará en la mañana que tendrá más apetito y estará más descansado.
  8. Descansar después de cada comida durante un tiempo inicial de digestión.

Referencias bibliogáficas

Disfagia. Mayo Foundation for Medical Education and Research. (1998-2020). Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/dysphagia/symptoms-causes/syc-20372028 

Disfagia: causas, tipos y tratamientos. Recuperado de: https://www.institutoorl-iom.com/disfagia/

Intervención logopédica en la disfagia. Recuperado de: https://www.logopediapsicologia.com/wp-content/uploads/intervencion-logopedica-en-la-disfagia.pdf

Vidal, C. y Puchades, J. (2012). Logopedia y nuevos ámbitos de actuación en disfagia orofaríngea en la Comunidad Valenciana. Elsevier España, S.L, 12(2), 45-53.

TALLER DE MANUALIDADES NAVIDEÑAS

Share This:

Desde el equipo de la Asociación Montilla Bono, queremos aportaros actividades que, además de trabajar muchos de los objetivos que se trabajan en las sesiones, también aporten momentos únicos y especiales junto a vuestros niñ@s.

Sabemos que estas fiestas van a ser especiales y diferentes a otros años, y es por ello que os queremos aportar un granito de arena a que estas Navidades podáis pasar momentos divertidos y creando en familia. Es por todo esto, que a continuación, os vamos a aportar una serie de manualidades caseras para que podáis poner en práctica en estas vacaciones de Navidad.

Las actividades están divididas en dos grupos: uno para los más pequeños y otro para niños más grandes (aproximadamente a partir de 6 años)

  1. Para los más pequeños.

Árbol de Navidad con rollo de papel higiénico.

Materiales necesarios:

  • Un cartón de papel higiénico

  • Un folio blanco

  • Una cartulina

  • Pegamento

  • Tijeras

  • Algodón y pinturas (opcional)

Elaboración:

  1. Tras acabar con el papel higiénico del cuarto de baño, este será utilizado para ser el tronco de nuestro árbol de navidad. En posición vertical, tendremos que hacerle unas ranuras con las tijeras para poder posteriormente nuestro árbol.

  2. En la cartulina (preferentemente de color verde), dibujaremos una silueta de un árbol de navidad. Tras dibujarla, solo hay que recortarla.

  3. A continuación, en el folio, se harán el dibujo de unos ojos (que irán pegados al tronco para hacerlo un poco más divertido), una estrella y unos círculos de colores para pegarlos. Tras dibujarlos, el pequeño tendrá que colorearlos. Esto puede ser cambiado por bolitas de algodón mojadas en pintura, simulando los adornos navideños. Tras ser recortados o el algodón pintado, se pegarán con pegamento o silicona en nuestro árbol.

  4. Una vez pegado todo en el árbol y pegados los ojos en el tronco junto con una boca, se colocará el árbol en la ranura que habíamos hecho del cartón del papel higiénico.

Adorno navideño con foto familiar.

Materiales necesarios:

  • Una foto familiar para adornar el árbol.

  • Una cartulina.

  • Ceras de colores.

  • Pegamento.

  • Hilo y aguja.

  • Algodón.

Elaboración:

  1. En la cartulina del color que mas le guste a nuestr@ peque, dibujaremos una silueta de una bola navideña. A esta silueta se le podrán hacer dibujos o algo de decoración con las ceras de colores.

  2. Tras dibujarla y colorearla de la forma que más le guste a nuestr@ pequeñ@, la recortaremos y pegaremos la imagen en el centro.

  3. Alrededor de la imagen, podemos pegar el algodón, incluso este puede estar mojado en pintura para darle más color o dejarse en blanco simulando nieve, como más guste.

  4. Tras esto, con una aguja e hilo, en el extremo de arriba de la bola, se traspasa la aguja con un hilo, el cual será el enganche que pondremos en nuestro árbol.

  1. Para los más grandes.

Adornos navideños con vasos de plástico

Materiales necesarios:

  • Vasos de plástico.
  • Folios en blanco
  • Témperas y rotuladores
  • Pompones de colores
  • Cinta de lazo
  • Pajitas
  • Tijeras
  • Pegamento o cola

Elaboración:

1- Decidimos que adornos queremos hacer: haremos un muñeco de nieve y un reno.

2- Elegimos los vasos que más nos gusten: nosotros hemos elegido unos básicos en color blanco pero puedes elegir los que tengas en casa y los pintas o bien le pegas un folio alrededor y pintas el folio. Para el muñeco de nieve dejaremos el vaso tal como está y para el de reno lo pintamos de marrón con témperas.

3- Muñeco de nieve:

a) Dibujamos los elementos que queremos que tenga: ojos, nariz… . Los coloreamos y los recortamos.

b) Pegamos estos elementos en el vaso.

c)Cortamos un poco de cinta para hacerle una bufanda y la pegamos alrededor.

d)Pegamos varios pompones en el vaso donde irían las orejas

e)Cortamos una cinta pequeña, o una cuerda, a modo de asa que va de una oreja a otra.

4- Reno:

a) Dibujamos los elementos que queremos que tenga: nosotros solo le hemos dibujado unos ojos y unos cuernos. Los coloreamos y los recortamos.

b) Pegamos los ojos

c)Pegamos un pompón de color rojo a modo de nariz

d)Cortamos unos trozos de las pajitas y les pegamos los cuernos que hemos dibujado.

e)Realizamos un pequeño agujero en la parte superior del vaso y le introducimos las pajitas.

f) Podemos añadir algún adorno más si queremos: nosotros le hemos añadido una pajarita navideña.

 

Corona navideña

Materiales necesarios:

  • Cartulina del color que tengaís en casa, papel de regalo o folios de colores
  • Tijeras
  • Cinta de lazo
  • lápiz
  • Pegamento o cola
  • Cartón (una caja de zapatos por ejemplo)
  • Folios
  • Témperas o rotuladores

Elaboración:

1- Dibujamos nuestras manos en el papel que hayamos elegido. Nosotros nos hemos decidido por papel de regalo con motivos navideños que hemos encontrado por casa. Podeis dibujar tantas manos como queráis, cuantas más manos, la corona será más grande. Las recortamos. También podéis hacerlo con folios en color blanco y pintar cada mano de un color diferente para que sea más original.

2- En el cartón dibujamos una esfera grande y le hacemos un agujero en la parte superior por el que introducimos el lazo (para luego poder colgarlo). El tamaño lo elegís vosotros.

3- Pegamos las manos que hemos recortado alrededor del círculo de cartón hasta que quede todo bien tapado.

4- Podemos también añadir algún elemento más como hojas de muérdago, bolas de navidad dibujadas o cualquier otro elemento que se os ocurra.

 

 

Esperamos vuestras creaciones!!!

Share This:

Hoy 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las personas con Discapacidad por lo que el contenido de nuestro Blog hoy va dedicado a ello.

¿Sabemos que es la discapacidad? ¿Qué la diferencia de otros términos similares que se utilizan? ¿A qué se enfrentan día a día las personas con discapacidad? Respondemos a todo ello a continuación.

La discapacidad es la condición bajo la cual ciertas personas presentan alguna deficiencia (física, mental, intelectual o sensorial) que a largo plazo afectan la forma de interactuar y participar plenamente en la sociedad.

El objetivo, entonces, pasó a ser la integración de estas personas en la sociedad, facilitando esto a partir de la idea de accesibilidad. Dentro de la accesibilidad se contempla la adecuación de entornos y dispositivos para que las personas con discapacidad puedan usarlos de la misma manera que el resto. Para ello se necesita considerar ciertos aspectos técnicos que reduzcan las barreras para quienes sufren de alguna discapacidad

Hay muchos tipos diferentes de discapacidad y una amplia variedad de situaciones que las personas experimentan. La discapacidad puede ser permanente o temporal. Puede existir desde el nacimiento o ser adquirida más tarde en la vida.

 

¿QUÉ TIPOS DE DISCAPACIDAD EXISTEN?

  • Física o motora

La característica común de la discapacidad física es que se ve afectado algún aspecto del funcionamiento físico de una persona, por lo general su movilidad, destreza o resistencia.

  •  Discapacidad auditiva

Consiste en el deterioro o falta de la función sensorial de oír, derivando en una pérdida auditiva total o parcial. Los problemas de audición pueden variar de leves a profundos.

  • Discapacidad Visual

Consiste en el deterioro o falta de la función sensorial de ver (visión disminuida, ceguera).

  • Discapacidad Intelectual

Consiste en limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y en la conducta adaptativa. Una persona con discapacidad intelectual puede tener limitaciones significativas en las habilidades necesarias para vivir y trabajar en la comunidad, incluyendo dificultades con la comunicación, el autocuidado, las habilidades sociales, la seguridad y la autodirección.

DIFERENCIAS ENTRE DISCAPACIDAD, DEFICIENCIA Y MINUSVALÍA

La Clasificación Internacional de Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías (CIDDM) según la Organización Mundial de la Salud, se  diferencia de la siguiente forma:

  • Una deficiencia es toda pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica.
  • Una discapacidad es toda restricción o ausencia (debida a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano.
  • Una minusvalía es una situación desventajosa para un individuo determinado, consecuencia de una deficiencia o una discapacidad, que limita o impide el desempeño de un rol que es normal en su caso (en función de su edad, sexo o factores sociales y culturales).

¿A QUÉ TIPO DE BARRERAS SE ENFRENTAN LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD?

Casi todo el mundo se enfrenta a dificultades en algún momento. Sin embargo, para las personas con discapacidades, las barreras pueden ser más frecuentes y tener un mayor impacto.

Existen múltiples barreras que pueden dificultar el desempeño de las personas con discapacidades.  A continuación se explican las siete barreras más comunes. A menudo, se presentan varias al mismo tiempo.

Barreras de actitud

Las barreras de actitud son las más básicas y contribuyen a otras barreras. Por ejemplo, algunas personas pueden no ser conscientes de que las dificultades para llegar o entrar a un lugar pueden limitar la participación de una persona con una discapacidad en las actividades comunes y de la vida cotidiana. Los ejemplos de barreras de actitud incluyen estereotipos, prejuicios y discriminación.

Actualmente está mejorando el entendimiento que tiene la sociedad acerca de la “discapacidad” al aceptarla como algo que ocurre cuando las necesidades funcionales de una persona no son abordadas en su entorno físico y social. Si la discapacidad no se considera como un déficit o una limitación personal, y en cambio se la concibe como una responsabilidad social por la cual todas las personas puedan ser apoyadas para llevar vidas independientes y plenas, se hace más fácil reconocer y abordar las dificultades que todo el mundo enfrenta, incluidos aquellos con discapacidades.

Barreras de comunicación

Las barreras de comunicación son las que experimentan las personas que tienen discapacidades que afectan la audición, el habla, la lectura, la escritura o el entendimiento, y que usan maneras de comunicarse diferentes a las utilizadas por quienes no tienen estas discapacidades. Los ejemplos de barreras de comunicación incluyen…

  • Mensajes de promoción de la salud escritos con barreras que impiden que las personas con deficiencias de la visión los reciban. Estas barreras incluyen lo siguiente:
    • Uso de letra pequeña o falta de versiones del material con letra grande, y no disponibilidad de Braille o versiones para lectores de pantalla.
  • Mensajes de salud auditivos que puedan ser inaccesibles para las personas con deficiencias de audición. Estos incluyen:
    • Vídeos que no tengan subtítulos, y comunicaciones orales que no estén acompañadas de interpretación manual.
  • El uso de lenguaje técnico, las frases largas y las palabras con muchas sílabas pueden ser barreras significativas para el entendimiento por parte de las personas con deficiencias cognitivas.

Barreras físicas

Las barreras físicas son obstáculos estructurales en entornos naturales o hechos por el hombre, los cuales impiden o bloquean la movilidad (desplazamiento por el entorno) o el acceso. Los ejemplos de barreras de físicas incluyen…

  • Escalones y curvas que le bloquean a una persona con deficiencias de movilidad la entrada a una edificación o le impiden el uso de las aceras;
  • Equipo para mamografías que requiera que una mujer con deficiencias de movilidad esté de pie.
  • Ausencia de una báscula que acomode sillas de ruedas o a personas con otras dificultades para subirse a ella.

Barreras políticas

Las barreras políticas con frecuencia están ligadas a la falta de concienciación o a no hacer cumplir las leyes y regulaciones existentes que exigen que los programas y las actividades sean accesibles para las personas con discapacidades. Los ejemplos de barreras políticas incluyen…

  • Negarles a las personas con discapacidades que reúnen los requisitos la oportunidad de participar o beneficiarse de programas, servicios u otros beneficios con financiación federal.
  • Negarles a las personas con discapacidades el acceso a programas, servicios, beneficios, o las oportunidades de participar como resultado de las barreras físicas.
  • Negarles a las personas con discapacidades que reúnen los requisitos modificaciones razonables para que puedan realizar las funciones esenciales del trabajo para el que se postularon o han sido contratadas para realizar.

Barreras programáticas

Las barreras programáticas limitan la prestación eficaz de un programa de salud pública o atención médica a personas con diferentes tipos de deficiencias. Los ejemplos de barreras programáticas incluyen…

  • Horarios inconvenientes.
  • Falta de equipo accesible (como equipo para mamografías).
  • Insuficiente tiempo destinado para los exámenes y procedimientos médicos.
  • Poca o ninguna comunicación con los pacientes o participantes.
  • Actitudes, conocimiento y entendimiento de los proveedores con relación a las personas con discapacidades.

Barreras sociales

Las barreras sociales tienen que ver con las condiciones en que las personas nacen, crecen, viven, aprenden, trabajan y envejecen —o con los determinantes sociales de la salud— que pueden contribuir a reducir el funcionamiento entre las personas con discapacidades.

Barreras de transporte

Las barreras de transporte se deben a la falta de transporte adecuado que interfiere con la capacidad de una persona de ser independiente y de funcionar en sociedad. Los ejemplos de barreras de transporte incluyen…

  • Falta de acceso a transporte accesible o conveniente para las personas que no pueden conducir debido a deficiencias visuales o cognitivas, y quizás no haya transporte público disponible o se encuentre a distancias o en lugares inconvenientes.

 

No es la discapacidad lo que hace difícil la vida, sino las barreras que pone la sociedad por lo que hay que seguir mejorando y reconstruyendo hacia un mundo inclusivo y accesible.

Os dejamos el siguiente cortometraje tan inspirador por el afán de superación y resolución del conflicto de un niño con discapacidad visual. https://www.youtube.com/watch?v=RrxoyWQMq9A&ab_channel=gestionserespecial

 “La discapacidad no te define; te define cómo haces frente a los desafíos que la discapacidad te presenta.” – Jim Abbott.

REFERENCIAS  BIBLIOGRÁFICAS

Tododisca. ¿Qué es la discapacidad y qué tipos de discapacidad existen? Recuperado de: https://www.tododisca.com/discapacidad/

Centro Nacional de Defectos Congénitos y Discapacidades del Desarrollo de los CDCCentros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Recuperado de:  https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/disabilityandhealth/disability-barriers.html

Egea, C., y Sarabia, A. (2001). Clasificaciones de la OMS sobre discapacidad.  Recuperado de: http://ciapat.org/biblioteca/pdf/1002-Clasificaciones_de_la_OMS_sobre_discapacidad.pdf

Conoce más sobre el TDAH

Share This:

Hoy hablaremos de uno de los trastornos del neurodesarrollo más frecuentes en la infancia como es el Trastorno por déficit de Atención con Hiperactividad o más conocido como TDAH. Además de ser uno de los mas prevalentes, es un trastorno que, dada su alta incidencia en los menores, preocupa mucho a los padres y madres que a sus hijos le diagnostican este trastorno. Es por esto, que en esta publicación os vamos a hablar sobre este, para que podáis conocer más sobre él.

¿Qué es el TDAH?

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo de carácter neurobiológico originado en la infancia y que afecta a lo largo de la vida.

¡Importante! Se considera que mas del 80% de los niños diagnosticados de TDAH continuarán presentando problemas en la adolescencia, y entre el 30-65% en la edad adulta.

Curiosidad: es un trastorno mas frecuente en niños que en niñas, con cifras de 4 frente a 1.

Existen tres subtipos de TDAH, según el DSM-V, con el cual se observan si cumplen los siguientes criterios para su diagnóstico:

TDAH con predominancia la falta de atención: en la cual el síntoma predominante es una falta de atención, pero no de hiperactividad/impulsividad. Para presentar este subtipo, tiene que aparecer seis o más síntomas de los siguientes durante los últimos 6 meses afectando a sus actividades sociales y académicas/laborales:

    1. A menudo no logra prestar adecuada atención a los detalles o comete errores por descuido en las actividades escolares, en el trabajo o en otras actividades.
    2. A menudo tiene problemas para mantener la atención en tareas o actividades recreativas.
    3. A menudo parece que no escucha cuando se le habla directamente.
    4. A menudo no cumple las instrucciones y no logra completar las actividades escolares, las tareas del hogar o las responsabilidades del lugar de trabajo (p. ej., pierde la concentración, se desvía).
    5. A menudo tiene problemas para organizar tareas y actividades.
    6. A menudo evita, le disgustan o se niega a hacer tareas que requieren realizar un esfuerzo mental durante un periodo prolongado (como las actividades o las tareas escolares).
    7. A menudo pierde cosas necesarias para las tareas y actividades (p. ej., materiales escolares, lápices, libros, herramientas, llaves, papeles, gafas, etc.).
    8. A menudo se distrae con facilidad.
    9. A menudo se olvida las cosas durante las actividades diarias.

TDAH con predominancia la hiperactividad/impulsividad: donde los síntomas principales son la muestra de una hiperactividad motora y verbal pero no de falta de atención. Para presentar este subtipo, tiene que aparecer seis o más síntomas de los siguientes durante los últimos 6 meses afectando a sus actividades sociales y académicas/laborales:

    1. A menudo se mueve nerviosamente o da golpecitos con las manos o los pies, o se retuerce en el asiento.
    2. A menudo deja su asiento en situaciones en las que se espera que se quede sentado.
    3. A menudo corre o trepa en situaciones en las que no es adecuado (en adolescentes o adultos puede limitarse a una sensación de inquietud).
    4. A menudo no puede jugar o participar en actividades recreativas de manera tranquila.
    5. A menudo se encuentra “en movimiento” y actúa como si “lo impulsara un motor”.
    6. A menudo habla de manera excesiva.
    7. A menudo suelta una respuesta antes de que se termine la pregunta.
    8. A menudo le cuesta esperar su turno.
    9. A menudo interrumpe a otros o se entromete (p. ej., se mete en conversaciones o juegos).

Tipo Combinado: donde se presentan los seis o más síntomas de falta de atención y también seis o más síntomas de hiperactividad/ impulsividad, durante al menos los últimos 6 meses afectando a sus actividades sociales y académicas/laborales.

Además, se deben cumplir las siguientes condiciones:

  • Varios de los síntomas de falta de atención o hiperactividad/impulsividad se presentaron antes de los 12 años de edad.
  • Los síntomas se presentan en dos o más contextos (como en el hogar, la escuela o el trabajo; con amigos o familiares; en otras actividades).
  • Hay indicios claros de que los síntomas interfieren con el funcionamiento social, escolar y laboral, o que reducen su calidad.
  • Los síntomas no tienen una explicación mejor si se los asocia a otro trastorno mental (como trastorno de ansiedad, trastorno de la personalidad).

¿Cómo se diagnostica el TDAH?

El diagnóstico del TDAH, se realiza a través del cumplimiento de los criterios establecidos por el manual diagnóstico y estadístico DSM-V. Este estándar de diagnóstico ayuda a garantizar que el diagnóstico y tratamiento de las personas con TDAH se realice de manera correcta.

Además, junto a esos criterios diagnósticos, se realiza una exploración de las siguientes áreas para clarificar el posible diagnóstico:

  • Valoración cognitiva del menor, donde se le realiza una serie de pruebas cognitivas que indiquen las funciones cognitivas afectadas (ej. Atención, funciones ejecutivas, memoria, etc.).
  • Valoración del comportamiento del menor tanto en casa como en el ámbito escolar. Donde a través de cuestionarios, los padres y tutores implicados en la educación del menor, informan sobre los comportamientos presentes en este.

Tratamiento.

El tratamiento del TDAH debería ser multimodal e individualizado, teniendo en cuenta al paciente y a su familia.

El objetivo del tratamiento multimodal es disminuir los síntomas al mismo tiempo que se reducen las complicaciones derivadas del trastorno y el impacto negativo que puede tener en la vida de los pacientes y de su entorno. Es por eso que el también se conoce como tratamiento combinado, ya que requiere de la implicación de diferentes profesionales.

El tratamiento multimodal o combinado del TDAH engloba:

  • Tratamiento farmacológico: siendo el método más efectivo para reducir los síntomas del TDAH (déficit de atención, hiperactividad e impulsividad).
  • Tratamiento psicológico: tanto terapia cognitivo conductual como intervención neuropsicológica, lo cual ayuda a la mejoría de las funciones cognitivas (procesos atencionales, funciones ejecutivas, memoria, percepción, habilidades sociales, etc.), así como a nivel comportamental.
  • Tratamiento psicoeducativo (padres y profesores): lo cual ha demostrado que educar al paciente y a la familia sobre el trastorno, adaptar el entorno a las necesidades de cada persona y mejorar las habilidades de abordaje de los pacientes, padres y educadores, pueden ayudar a obtener buenos resultados en el tratamiento del TDAH.

 

Tratamiento farmacológico.

Los medicamentos recomendados para el TDAH, ofrecen las siguientes evidencias y reafirman su efectividad en la reducción de la hiperactividad y la impulsividad, así como en la mejora de la atención.

Los principales medicamentos se pueden englobar en medicamentos estimulantes y no estimulantes. Además, cada grupo tiene un mecanismo de acción cerebral diferente.

El grupo de estimulantes tienen los siguientes principios activos:

  • El Metilfenidato: donde encontramos los fármacos conocidos como el Rubifen®, Medicebran®, Concerta®, Medikinet®, Equasym®, etc.
  • Las anfetaminas y derivados: donde encontramos fármacos como el Elvanse®, etc.

Los tipos de medicamentos no estimulantes, se recomiendan después de haber probado con los estimulantes y cuando estos no son efectivos o tienen efectos secundarios o bien por la existencia de enfermedades. Estos medicamentos son:

  • La atomoxetina (Strattera® y otros).
  • La fuanfacina de liberación prolongada (Intuniv®).
  • La clonidina de liberación prolongada (Katapresan® y otros).

La medicación suaviza el trastorno y palia las dificultades que los niños con TDAH presentan, mejorando y normalizando su vida, pero no curan el trastorno por lo que es importante un seguimiento, evaluación y reajuste de la medicación, así como la combinación con el tratamiento psicológico.

Tratamiento psicológico.

¿Qué papel juega el psicólogo en el TDAH?

La intervención psicológica resulta imprescindible de cara a aportar las estrategias conductuales y cognitivas necesarias para su correcto abordaje por parte de la familia, del entorno escolar y del propio niño.

El tratamiento psicológico tiene los siguientes enfoques:

  • Familia: donde se realiza un seguimiento y orientación. Sesiones de asesoramiento y pautas. Escuelas de padres. Grupos de terapia familiar. Ayuda mutual. Charlas. Talleres.
  • Niño o adolescente: tratamiento individual. Grupos de autocontrol y habilidades sociales. Grupos de pedagogía terapéutica de atención temprana. Resolución de problemas. Tratamientos de autoayuda. Intervención cognitivo-conductual.

De manera general los objetivos perseguidos en el tratamiento psicológico son:

  • Cambiar los precedentes y las consecuencias de los comportamientos inapropiados para modificar éstos.
  • Establecer reglas claras y consistentes, lo que da oportunidad para predecir las consecuencias, dando oportunidad a corregir los comportamientos inadecuados.
  • Incrementar las oportunidades de éxito en sus actividades y disminuir las situaciones de fracaso.
  • Darle valor y utilidad a las recompensas extrínsecas e intrínsecas.
  • Desarrollar el autoconocimiento: conocer más sobre el propio desarrollo y los aspectos de la persona.
  • Abordar los aspectos problemáticos y que generan malestar en la persona.
  • Descubrir las potencialidades y posibilidades de la persona.
  • Desarrollar competencias a través de métodos de entrenamiento.
  • Identificar aquellos factores (internos y externos) que le generan malestar y aprender a evitarlos y/o afrontarlos.

Con respecto a la intervención psicológica en los niños y adolescentes con TDAH, se incluyen las siguientes áreas y objetivos presentadas a continuación:

  1. Abordaje Psico-educativo:
  • Explicación del TDAH al afectado y a los progenitores.
  • Posibles problemas o riesgos asociados al trastorno
  • Las diferentes vías de intervención y tratamiento que existen.
  • Aceptación activa del diagnóstico por parte del afectado
  • Acuerdos de compromiso y cumplimiento terapéutico
  1. Terapia cognitivo-conductual:
  • Desarrollo y orientación personal
  • Resolución de conflictos
  • Entrenamiento en auto-instrucciones
  • Organización y planificación de la conducta en función de objetivos y metas.
  • Autorregulación emocional
  • Entrenamiento en habilidades y estrategias internas
  • El lenguaje interno o las autoinstrucciones son las que facilitan esta interiorización de las reglas e instrucciones, ya que fomentan el pensamiento organizado y reflexivo.
  • Técnicas de resolución de problemas, las cuales tienen como objetivo que el sujeto interiorice pautas de actuación generalizables a distintas situaciones con el fin de alcanzar los objetivos propuestos.
  1. Terapia de modificación de conducta:
  • Normas y limites
  • Entrenamientos en hábitos positivos
  • Modificación de conductas disruptivas y problemas de conducta
  • Entrenamiento en conductas positivas
  • Economía de fichas
  • Técnica de contrato de contingencias
  • Técnicas de extinción
  1. Entrenamiento en habilidades sociales:
  • Autoestima, comunicación emocional, etc.
  • Entrenamiento asertivo
  • Reglas de sociabilización
  • Entrenamiento en conductas prosociales
  • Habilidades de competencia social
  1. Técnicas de relajación y control del estrés y la ansiedad:
  • Relajación y respiración
  • Expresión corporal
  • Realización de actividades externas como actividades deportivas, hobbies, actividades socio-culturales
  • Psicomotricidad

 

Es por todo esto que, ante un diagnóstico de TDAH, no debemos perder la esperanza. En Montilla Bono tenemos un equipo de psicólogas expertas en el tratamiento de niños y adolescentes con este trastorno dispuestas a ayudarte si te ves ante esta situación. ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros!

 

 

Bibliografía.

Center for disease control and prevention. Recuperado de: https://www.cdc.gov/

Federación española de asociaciones de ayuda al déficit de atención e hiperactividad. Recuperado de: https://www.feaadah.org/es/sobre-el-tdah/datos-y-cifras.htm

Fundación Adana. Recuperado de: https://www.fundacionadana.org/

Fundacioncadah. Recuperado de: https://www.fundacioncadah.org/

Hidalgo Alcántara, J. E. (2016). Alumnos con TDA/H. Detección e intervención en educación primaria.

Mariño, M. C., Ageitos, A. G., Alvarez, J. A., del Rio Garma, M., Cendón, C. G., Castaño, A. G., y Nieto, J. P. (2018, September). Prevalencia de trastornos del neurodesarrollo, comportamiento y aprendizaje en Atención Primaria. In Anales de Pediatría (Vol. 89, No. 3, pp. 153-161). Elsevier Doyma.

Suárez, A. D., Quintana, A. F., y Esperón, C. S. (2006). Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH): comorbilidad psiquiátrica y tratamiento farmacológico alternativo al metilfenidato. Rev Pediatr Aten Primaria8, 35-55.

TDAHYTU. Recuperado de: http://tdahytu.es/

ENFERMEDADES RARAS

Share This:

¿Qué son las enfermedades raras?

Las enfermedades raras (ER) o poco frecuentes son aquellas que tienen una baja prevalencia en la población. Para ser considerada como rara, una enfermedad específica sólo puede afectar a un número limitado de personas, concretamente a menos de 5 de cada 10.000 habitantes, definido en Europa como menos de 1 por cada 2.000 ciudadanos.

Prevalencia

Según FEDER (2015), las enfermedades raras afectan a entre el 6% y el 8% de la población mundial, más o menos. Estarían afectados por estas enfermedades más de 3 millones de españoles, 30 millones de europeos, 25 millones de norteamericanos y 42 millones en Iberoamérica.

¿Qué características presentan las enfermedades raras?

Las enfermedades raras son, en su mayor parte, crónicas y degenerativas. De hecho, el 65% de estas patologías son graves e invalidantes y se caracterizan por:

  • Comienzo precoz en la vida (2 de cada 3 aparecen antes de los dos años).
  • Dolores crónicos (1 de cada 5 enfermos).
  • El desarrollo de déficit motor, sensorial o intelectual en la mitad de los casos, que originan una discapacidad en la autonomía (1 de cada 3 casos).

¿Qué tipos de ER hay?

Pueden afectar a cualquier parte del organismo, tanto a tejidos como a órganos, con una gravedad que depende siempre del tipo de trastorno. Así, pueden estar relacionadas con deformidades, dificultades en la digestión, trastornos de la piel, afecciones del sistema nervioso, problemas hormonales…

Existe dificultad para poder catalogar de forma exhaustiva este tipo de enfermedades, no constando en este momento una única lista que las clasifique.

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía (2008) recoge una clasificación no validada pero que se basa en las dolencias y afecciones para poder recogerlas de una forma más clara:

  • ENFERMEDADES DEL SISTEMA NERVIOSO
    • Enfermedades neurogenéticas y neurodegenerativas como Síndrome de Rett, Corea de Hungtinton, Ataxia, Distonía muscular…
    • Trastornos neuromusculares.
    • Enfermedades neurológicas de la infancia: Síndrome de Gilles de la Tourette, enfermedades metabólicas…
  • ENFERMEDADES RESPIRATORIAS DEL NIÑO/A Y DEL ADULTO
  • ENFERMEDADES HEMATOLÓGICAS, como la Hemofilia.
  • ENFERMEDADES CARDÍACAS Y VASCULARES como Telangiectasia Hemorrágica Hereditaria.
  • INMUNODEFICIENCIAS PRIMARIAS
  • ENFERMEDADES DEL SISTEMA ENDOCRINO entre los que se encuentra el Déficit de la Hormona de Crecimiento.
  • ENFERMEDADES ÓSEAS Y CONSTITUCIONALES como la Acondroplasia.
  • ENFERMEDADES DEL TEJIDOCONECTIVO. TRASTORNOS MEDIADOS POR MECANISMOS INMUNITARIOS. El Lupus es un ejemplo de ellas.
  • ENFERMEDADES METABÓLICAS HEREDITARIAS: Albinismo y Fibrosis Quística entre otras.
  • ENFERMEDADES DE LOS SENTIDOS, como Aniridia (enfermedad oftalmológica genética).
  • ENFERMEDADES DEL APARATO LOCOMOTOR
  • SÍNDROMES DISMÓRFICOS como Síndrome X Frágil y de Prader-Willi.
  • ENFERMEDADES DERMATOLÓGICAS
  • ENFERMEDADES DEL SISTEMA GENITOURINARIO
  • OTRAS ENFERMEDADES RARAS

Educación e intervención en las enfermedades raras

La educación es fundamental en el desarrollo de los niños con enfermedades raras. Gran parte de los niños con ER tienen problemas intelectuales, motores y/o cognitivos asociados, lo que puede conllevar dificultades en el aprendizaje.

En las asociaciones específicas (en los casos en los que existen) se atribuye gran parte de la información con respecto a las enfermedades raras. A ellas pueden asistir tanto los pacientes con ER como personas de su entorno que deseen recibir cualquier tipo de ayuda, información u orientación acerca de estos tipos de enfermedades.

En estas asociaciones podemos encontrar distintos profesionales que se encargarán de mejorar la calidad de vida de estos pacientes, intentando ralentizar el deterioro de su capacidad funcional, fomentando una mayor independencia (si es posible) e interviniendo en los distintos problemas asociados a su enfermedad.

Algunos de estos profesionales pueden ser:

  • Logopedas: los cuales se encargarán de trabajar el lenguaje, la comunicación y socialización, aspectos relacionados con la deglución, articulación y distintas cualidades de la voz, pautas posturales y alimentarias, higiene bucal, ejercicios de movilización bucofacial y masaje orofacial, etc.
  • Fisioterapeutas: estos profesionales suponen un pilar fundamental en pacientes con ER mejorando su calidad de vida y la de sus cuidadores, puesto que dichas enfermedades van asociadas a problemas psicomotores y procesos más o menos crónicos y/o degenerativos.
  • Psicólogos: se encargarán de trabajar tanto el estado afectivo – emocional, la motivación del paciente, el apoyo a la familia; como a nivel cognitivo, la falta de atención, concentración, comprensión… lo que puede suponer dificultades en el aprendizaje en el caso de los niños o en distintas actividades de la vida diaria en el caso de los adultos.

La atención de los especialistas mencionados anteriormente, es imprescindible que se realice en coordinación con otros profesionales encargados también de trabajar sobre las distintas necesidades y dificultades que presentan estos pacientes (trabajadores sociales, médicos de atención primaria, médicos especialistas, terapeutas ocupacionales, etc.) optimizando al paciente en los diferentes entornos en los que se desenvuelve.

Referencias bibliográficas 

  • Bertran, P. Enfermedades raras: qué son, qué tipos hay y 36 ejemplos. Recuperado de: https://medicoplus.com/medicina-general/enfermedades-raras.

 

 

  • Aguirre, P.; Angulo, M.C.; Guerrero, E.; Motero, I y Prieto, P. (2008). Manual de Atención al Alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo por padecer Enfermedades Raras y Crónicas. Sevilla: Consejería de Educación de la Junta de Andalucía

 

  • Alija García, S. (2018). La atención al alumnado con Enfermedades Raras en las etapas de educación Infantil y Primaria (trabajo fin de grado).Universidad de Valladolid, España.

 

  • Del Villar López, V. (2015). Posibilidades de intervención logopédica en pacientes con leucodistrofia (trabajo fin de grado). Universidad de Valladolid, España.

 

Principales signos de alerta en el primer año de vida del desarrollo infantil

Share This:

En esta publicación, os queremos hablar sobre el desarrollo infantil normal y los signos de alerta. Consideramos muy importante que los padres conozcan cuales puedan ser esos signos de alerta para realizar una detección precoz de posibles alteraciones que afecten  a la evolución típica, con el objetivo de comenzar una intervención lo mas temprana para lograr el máximo potencial de las capacidades y habilidades del menor.

Es por todo esto, que esta publicación se centra en el primer año de vida de los menores. Ya que cuanto antes se detecten los signos de alerta en nuestros menores, antes se podrá comenzar la intervención. Para comenzar, veremos algunos conceptos importantes.

¿Qué se conoce como hitos del desarrollo?

  • Los hitos del desarrollo son aquellas habilidades que además de mostrar algo nuevo que el niño/a puede hacer, marcan el haber alcanzado una determinada etapa y a partir de ella seguir construyendo la siguiente. Estos se alcanzan y consolidan en períodos de tiempo. Cada niño tiene un ritmo madurativo propio y una determinada personalidad. Por ello, debemos tener en cuenta que determinados hitos de desarrollo pueden tener una cierta variación sin necesidad de ser considerados como patológico. Por ejemplo, el desarrollo de la marcha cuya adquisición oscila entre los 11 y los 18 meses, y su evolución más lenta no debe ser considerada por si misma como algo patológico si no se acompaña de ninguna otra alteración (hipotonía, aumento del tono muscular, parálisis, etc.). Además, el desarrollo, como hemos dicho anteriormente, sigue una progresión en escalera, es decir, para alcanzar un hito madurativo es preciso haber adquirido el anterior. Por ejemplo, para adquirir la bipedestación es preciso haber adquirido antes la sedestación.

¿Qué son los signos de alerta?

  • Los signos de alerta en el desarrollo psicomotor se definen como un retraso significativo, en relación con la edad del menor, en la adquisición de determinadas destrezas necesarias para realizar determinadas acciones y que pueden afectar o bien al desarrollo global o a un área específica. También se debe considerar la persistencia de patrones que deberían haber desaparecido (por ej.: reflejos primitivos necesarios en los primeros meses de vida para la supervivencia, como la succión, pero innecesarios posteriormente), la existencia de signos anómalos a cualquier edad (por ej.: movimientos oculares anormales, asimetría en la movilidad) o de signos que son anómalos a partir de una edad (por ej.: movimientos repetitivos a partir de los 8 meses).

¡Importante!: Un signo de alerta no presupone la existencia de un problema, pero obliga a realizar un seguimiento del menor. 

A continuación, se informará sobre las diferentes áreas del desarrollo y se expondrá tanto el desarrollo típico como los signos de alerta del desarrollo.

DESARROLLO MOTOR.

Se refiere a la adquisición progresiva de habilidades motoras que permiten mantener un adecuado control postural, desplazamiento y destreza manual. El desarrollo motor involucra dos áreas:

  • Desarrollo motor grueso: el cual se refiere a los cambios de posición del cuerpo y la capacidad de control que se tiene sobre este para mantener el equilibrio, postura y el movimiento. Este desarrollo se refiere a lograr controlar la cabeza, sentarse sin apoyo, gatear, caminar, saltar, correr, subir escaleras, etc.
  • Desarrollo motor fino: está relacionado con el uso de partes individuales del cuerpo. Algunos ejemplos de este desarrollo son la coordinación óculomanual, coger juguetes, manipularlos, agitar objetos, dar palmadas, tapar o destapar objetos, agarrar cosas pequeñas, enroscar, etc.

Tabla 1. Hitos del desarrollo motor grueso y fino en el primer año de vida.

EDAD DESARROLLO MOTOR GRUESO DESARROLLO MOTOR FINO
3 meses Control cefálico Coge objetos dentro de la línea media
6 meses Se mantiene sentado Cambia objetos de una mano a otra
9 meses Se sienta por sí sol@ y gatea Coger objetos utilizando la pinza gruesa (con toda la mano), es decir, de manera inmadura.
12 meses Camina Utiliza la pinza fina (dedo índice y pulgar)

Signos de alerta del desarrollo motor:

A los 3 meses de vida si se observa los siguiente:

  • Ausencia de persecución ocular: no sigue los objetos con los ojos.
  • Persistencia de hipertonía marcada: refiriéndose a una resistencia excesiva al mover una articulación, ej. Mover el brazo del menor.
  • Tumbado boca abajo no levanta la cabeza.
  • No control cefálico: no controlar los movimientos de la cabeza.

A los 6 meses de vida:

  • Poco tono muscular en el cuello y el tronco, con el cual se puede apreciar:
    • Aumento del tono muscular en los miembros observándose:
      • Mano cerrada sobre el pulgar ( puño cerrado persistentemente)
      • Persistencia de los reflejos arcaicos (sobresalto con abriendo los brazos y contracción del abdomen, etc.)
      • No cogen cosas de manera involuntaria.
    • Disminución o asimetría de la movilidad en los miembros (ej. Brazos, piernas, etc.)

A los 9 meses de vida:

  • Aumento marcado del tono muscular en los miembros (que los padres definen como muy “rígido”).
  • Disminución del tono muscular en tronco (ej. se doblan como hojas cuando los sientas).
  • No se sientan.
  • No cogen y manipulan bien los objetos.

A los 12 meses de vida:

  • Presencia de movimientos involuntarios, anormales, repetitivos, etc.
  • No se ponen de pie ni con apoyos.

 

DESARROLLO DEL LENGUAJE

El lenguaje es considerado como un fenómeno cultural y social que usa símbolos y signos que nos permiten comunicarnos con los demás. Es una destreza que se aprende de manera natural y se convierte en una pieza fundamental de la comunicación. Los hitos del desarrollo típico se recogen en la siguiente tabla.

Tabla 2. Hitos del desarrollo del lenguaje.

EDAD HITOS DEL DESARROLLO
Recién nacido Llanto
3 meses Gutureo, gorjeto, vocalizaciones
6 meses Balbuceo (bisilábico)
12 meses Palabreo

 

Tabla 3. Signos de alarma en el desarrollo del lenguaje.

EDAD HITOS DEL DESARROLLO
0 a 1 mes Llanto raro
2-4 meses Ausencia de sonrisa social
6 meses No vocaliza ni balbucea
9 meses No silabea
12 meses Pierde habilidades

DESARROLLO SOCIOEMOCIONAL

El desarrollo socioemocional, se refiere a las habilidades que el menor aprende para interactuar con la gente de su alrededor, además de adquirir habilidades que le permitan construir su identidad, autoestima, seguridad y confianza en sí mismo y en el mundo que le rodea. Los hitos del desarrollo socioemocional son los siguientes.

Tabla 4. Hitos del desarrollo socioemocional.

EDAD HITOS DEL DESARROLLO
Recién nacido

·      Es capaz de mirar y fijar la mirada en los ojos de las personas, en especial de su madre.

3 meses

Logra la sonrisa social

6 meses

·      Ya tiene risa social: mira a los ojos, sonríe y se rie espontáneamente en presencia de personas (sin estimulación táctil o sin cosquillas).

·      Alza las manos.

·      Le gusta que l@ cojan.

 

 

 

 

9 meses

·      Imita.

·      Hace adiós con la mano.

·      Imita gestos faciales, siempre mirando a los ojos.

·      Juega a taparse con el pañal.

·      Fijando la mirada en una persona, gruñe, grita, “chilla”.

·      Mueve las manos cuando quiere algo (gesto protoimperativo).

·      Toca su imagen en el espejo.

·      Entiende el no.

·      Estira los brazos para que lo cojan.

·      Presenta ansiedad o angustia ante los extraños (llora cuando se acerca un extraño o familiar al que no ha visto en algunos días).

 

 

 

12 meses

·      Señala

·      Fija la mirada en una persona, estira el brazo y señala lo que quiere.

·      Verbaliza, grita y establece contacto visual alternativamente entre el objeto y la persona con la única intención de dirigir la atención de la persona hacia el objeto que quiere (gesto protodeclarativo).

·      Responde a su nombre.

·      Demuestra afecto, abraza y le gusta que lo abracen.

·      Apoya su cara en otra cara, sonríe y ríe.

 

Para saber mas….Desarrollo cronológico social normal.

EDAD Gestos sociales
Recién nacido Mira
3 meses Sonríe
6 meses Ríe
9 meses Imita
12 meses Señala

Los signos de alerta en del desarrollo socioemocional, son los siguientes:

A los 3 meses de vida:

  • Ausencia de sonrisa afectiva-social.
  • Contacto visual ausente.
  • Solo fija la mirada ante estímulos luminosos.
  • Trastornos del sueño.

A los 6 meses de vida:

  • Coge cosas sin mirar al objeto ni mostrar interés.
  • Mantiene la mirada esquiva o fala de fijación.
  • No gorjea.
  • Llanto inmotivado.

A los 9 meses de vida:

  • Indiferencia ante los padres.
  • No echa los brazos a la madre.
  • No extraña.
  • Presenta estereotipias (movimientos estereotipados de cualquier tipo, por ejemplo aleteo con los brazos).

A los 12 meses de vida:

  • No señala con intención de pedir o compartir.
  • No comporta la atención ni muestra interés por los demás.
  • Reacciones emocionales inapropiadas.
  • No muestra interés por los juguetes ofrecidos.

 

¿Qué hacer cuando detectamos estos signos de alerta?

  • Es importante acudir al servicio de sanidad, en este caso el pediatra, para comentar los signos observados y que realicen una exploración y seguimiento de los mismos. En el caso de ser necesario, los pacientes serán derivados a una de las Unidades de Atención Temprana, que en este caso se encuentra en Jaén. En esta unidad el equipo de profesionales se encarga de valorar las necesidades de los menores y realizar un diagnóstico funcional. Tras esto, se procederá a derivar al CENTRO DE ATENCION INFANTIL TEMPRANA (CAIT), que en nuestro caso está dentro de la asociación Montilla Bono, la cual cuenta con un equipo multidisciplinar experto en el desarrollo infantil. Este equipo se encarga de intervenir y orientar a las familias y menores que acuden a nuestro centro.

 

 

BIBLIOGRAFÍA.

Medina Alva, M. D. P., Kahn, I. C., Muñoz Huerta, P., Leyva Sánchez, J., Moreno Calixto, J., y Vega Sánchez, S. M. (2015). Neurodesarrollo infantil: características normales y signos de alarma en el niño menor de cinco años. Revista Peruana de medicina experimental y salud Pública32(3), 565-573.

Moreno Mora, R., y García, Y. O. (2017). Signos de alerta de desviación del desarrollo psicomotor y su relación con la afectación en las escalas de neurodesarrollo infantil. Revista Cubana de Neurología y Neurocirugía7(1), 6-14.

Sánchez-Zúñiga, M. E., Madero, G. C. P., López, M. D. L. M., y  Moreno, J. C. P. (2009). Factores de riesgo y signos de alarma para daño neurológico en niños menores de un año de edad. Reporte de 307 casos. Revista Mexicana de Neurociencia10(4), 259-263.

Neuropediatra y TDAH. Recuperado de: https://www.neuropediatriaytdah.com/signos-de-alerta-en-el-desarrollo-psicomotor/

Red Cenit, Centros de desarrollo cognitivo. Recuperado de:  https://www.redcenit.com/signos-de-alarma-en-el-desarrollo-infantil/